miércoles, 15 de octubre de 2014

Conversaciones con el Blues: Skip James

El pasado jueves 9 de octubre dediqué el programa de "Conversaciones con el Blues" a Skip James, uno de esos Bluesman que si no se sumerge uno en el mundo auténtico del blues puede llegar a pasar desapercibido, pues como otros muchos (Charlie Patton, Son House, por nombrar algunos) no estaban inscritos en el blues más popular o mediático pero que siendo pioneros de un género tan extenso como el blues fueron esenciales al desplegar un estilo propio.Skip James además de bluesman que se manejaba con la guitarra también era pianista y con ambos instrumentos desarrolló de forma casi intuitiva su propia técnica y estilo.Pero antes Skip James tocó muchos palos no musicales en sus labores, desde contrabandista, jugador, proxeneta, obrero, aparcero o en la recogida del algodón, pero al mismo tiempo estaba dotado de la destreza musical en la guitarra y el piano. Pero realmente a Skip o “Skippy” como le llamaban algunos amigos, no le interesaba ganar dinero con la música…. Sus anteriores quehaceres le reportaban más dinero que el negocio musical… y quizás fuera su orgullo el que le hiciera entrar en la tienda de Farish Street de H.C Speir, en Jackson (Misisipi). Speir era conocido como ‘El Padrino del Delta’, un hombre visionario que grababa demos para grandes sellos y que había descubierto a otros músicos como Charlie Patton, Son House o Robert Johnson. James entró en la tienda y tocó “Devil Got my Woman” (“Prefiero ser el diablo que ser el hombre de una mujer”, dicen los primeros versos de la canción) y sorprendió a Speir, firmando con Paramount Records y se marchó a Wisconsin para grabar su primer disco. Entre enero y febrero de 1931, Skip James grabó dos sesiones, una de guitarra y otra al piano. Cobró cuarenta dólares y se volvió a casa sin saber que aquellas dos sesiones, como las de Robert Johnson, pasarían a formar parte de la historia del blues.


Una de las singularidades musicales de James era su voz, un registro mucho mayor del que se suele oír en el blues tradicional con un falsete que se alzaba de las notas del piano. Y desde luego, en la parte que destaco en el programa de "Conversaciones con el Blues" es el estilo pianístico de Skip James. James muestra el deseo de purgar al teclado del romanticismo heredado de Europa y crear un estilo de contornos más marcados, con un acompañamiento del piano menos denso…cumpliendo el dicho de “menos es más” y en muchos temas los golpes de pie de James se escuchan casi tanto como el piano. El resultado es algo áspero pero novedoso abriendo nuevos caminos en el panorama pianístico del blues, con un ritmo casi orgánico y un aire peculiar a través de los silencios que anticipaba la manera de tocar de Thelonius Monk quien precisamente decía: las notas más importantes no son las que uno toca, sino las que deja de tocar. Una gran lección musical.

El próximo programa del jueves 16 dedicado a la cantante de blues, pianista y mecenas de músicos Victoria Spivey. En DO FA RADIO


Conversaciones con el Blues se emite los Jueves a las 05:00 h y a las 22:00h
Reemisión: sábado a las 5:00 h y domingo a las 22:00 h.

Publicar un comentario